Lunes, 31 Diciembre 2018 13:11

La Corredención Mariana en la España del siglo XX

Escrito por AGG
Valora este artículo
(1 Voto)

El 16 de noviembre del 2018 tuvo lugar el I Encuentro con María del FMD, donde se expuso la importancia que ha tenido en España el tema de la corredención mariana durante el siglo XX, en tres ámbitos: la teología, la vida y piedad cristiana, y el reciente foro mariano. A continuación ofrecemos el vídeo de la conferencia, la grabación solo en audio de la misma, así como el texto de la ponencia. Este encuentro fue introducido por un artículo en este mismo blog: "Inicios de la Corredención Mariana en España".

España a menudo se llama "Tierra de María" debido al gran amor que ha recibido de los españoles en todas las épocas. También en el tema de la co-redención hay varios frutos en nuestro país. A lo largo de esta ponencia mostraré tres aspectos:

1. Teología: Tres mariólogos del s.XX que hablan sobre la co-redención.
2. Vida cristiana: tres ejemplos de votos y consagraciones relativos al dogma.
3. Una iniciativa reciente: el Foro Diocesano Mariano (Getafe)

1. Tradición teológica sobre la Corredención
Hay una importante tradición teológica en España sobre la mediación mariológica y la co-redención. Los jesuitas españoles aceptaron en seguida la propuesta del Cardenal Mercier de Bélgica de promover una proclamación dogmática de María Mediadora de todas las gracias. De hecho, en 1916, la revista Sal Terrae comenzó este movimiento con varias publicaciones que fueron continuadas en la revista Razón y Fe por el jesuita P. Villadada, quien publicó todos sus artículos en 1917 en un libro titulado "Por la definición dogmática de la mediación universal de la Santísima Virgen”, la primera sobre este tema en España .
En 1940, justo después del final de nuestra guerra civil (1936-1939), se fundó la Sociedad Mariológica Española, la tercera de su tipo en el mundo (después de Bélgica en 1931 y Francia en 1934) . Su objetivo principal era organizar cada año un simposio con estudios y charlas de los más importantes eruditos españoles en mariología y publicar sus trabajos en la revista de la Sociedad "Estudios Marianos". Muchas veces, el argumento elegido fue sobre nuestro tema:

  • 1942: La cooperación de María en la salvación: la corredención mariana.
  • 1947: Maternidad espiritual.
  • 1957: Corredención de María (otra vez)
  • 1965 y 1967: la enseñanza mariana en Lumen Gentium (Concilio Vaticano II) con estudios de Olegario Domínguez, Emilio Sauras y Ángel Luis Iglesias sobre la mediación mariana en el debate del consejo.
  • 2003: la colaboración de María en la redención.
  • 2017: la Mediación Mariana.

Así pues, ha habido muchos mariólogos que a lo largo del siglo XX han estudiado estas cuestiones en España [en la bibliografía de nuestra web puede encontrar en pdf los artículos de la revista]. Sin embargo, no podemos presentarlos a todos, por lo que nos centraremos en los tres quizá más importantes, cada uno de un momento del siglo pasado:

1) José María Bover (1877-1954)
BoverEste eminente jesuita es bien conocido en España, principalmente por su enseñanza de la Biblia desde 1911 hasta 1950 y por dos publicaciones bíblicas: una Teología de San Pablo, la primera importante en la literatura española; y una traducción muy relevante de la Biblia al español, siendo Coautor con F. Cantera. Los estudios sobre María llegaron más tarde debido a una llamada providente.
Al principio de su camino mariológico, el P.Bover pensó que no había una base teológica para defender la co-redención mariana y su mediación universal. De hecho, en 1918 fue a un Congreso Mariano en Barcelona donde se escandalizó por las exageraciones que escuchó sobre la Mediación Mariana. Pero algo sucedió en la Iglesia... Debido a las numerosas peticiones que pedían la proclamación dogmática de la Mediación Universal de María, a principios de la década de 1920, la Santa Sede formó tres comisiones de expertos teólogos para estudiar la cuestión en Italia, en Bélgica y en España. El P.Bover fue elegido para coordinar la comisión española sobre la mediación. Ahora bien, cuando comenzó a estudiar la cuestión en profundidad, cambió de opinión. Había otros dos eruditos en su equipo, Ángel Amor Ruibal e Isidro Gomá. Todos ellos, así como todo el equipo de Bélgica, dieron una respuesta positiva al Santo Padre sobre la proclamación dogmática.

Desde 1922 hasta 1928, Bover escribió mucho sobre nuestro tema desde diferentes perspectivas, defendiendo la mediación universal de Nuestra Señora: estudios sobre los Padres de la Iglesia, sobre las Escrituras, sobre la Liturgia... incluso un Catecismo sobre la Mediación Universal Mariana... Se convirtió así en un Defensor famoso de estos títulos, Mediadora y Co-redentora.
Desarrolló su Mariología a partir de sus estudios sobre las cartas de San Pablo, principalmente a partir de dos ideas importantes: Cristo como el segundo Adán y el Cuerpo Total de Cristo, la Cabeza (Jesús) y el cuerpo (la Iglesia):

  • Si hay un segundo Adán, debe haber una segunda Eva, Nuestra Señora. Por lo tanto, ella también es la madre de toda la humanidad redimida, del mismo modo que Eva es la madre de todo ser humano.
  • Si María es la madre de Cristo (la Cabeza), también debe ser la madre de Su cuerpo (los cristianos).

Su trabajo principal se publicó en 1940: “María, mediadora universal o Soteriología mariana”, de más de 400 páginas [HAZ CLICK AQUÍ PARA DESCARGARLO]. Es imposible resumirlo ahora, pero leeré su conclusión:

“Comenzamos nuestros estudios mariológicos con vehementes prevenciones contra las grandes verdades de la Soteriología Mariana. Pero San Pablo primeramente, y luego la lectura de los escritos patrísticos y de los documentos pontificios, disiparon, no sin rubor, las prevenciones, trocándolas en la convicción más firme sobre la verdad, cada vez más fulgurante, de la Corredención y de la Mediación universal de María” .

El P. José Mª Bover murió unos años antes del Concilio Vaticano II, en 1954.

[PINCHA AQUÍ PARA DESCARGAR La mediación universal de María]

[PINCHA AQUÍ PARA DESCARGAR “Orden en que han de concebirse maternidad, corredención y oficio de dispensar las gracias”: EM 1 (1942) 101-165]

2) Narciso García Garcés (1904-1989)
Narciso Garcia GarcesEl P. Narciso, religioso claretiano, fue doctorado en teología con una tesis titulada "Mater Corredemptrix", en la Universidad Angelicum, Roma. Toda su vida estuvo dedicada a la enseñanza de la mariología. Fue el principal promotor y fundador de la Sociedad Mariológica Española en 1940 y su primer presidente, permaneciendo en este cargo casi durante 40 años. En este año, publicó su estudio de doctorado sobre la co-redención en latín con muchos datos sobre los diferentes autores, sus opiniones, sus razones positivas y negativas sobre el tema, etc. En ese momento el debate era grande entre los teólogos. Su obra tenía dos secciones:

  1. La maternidad espiritual de María en las Escrituras y en la tradición. Los puntos principales son los mismos que los postulados por el P. Bover: María como la segunda Eva, y su maternidad del cuerpo de Cristo, la Iglesia, porque ella es la madre de la Cabeza, Cristo mismo.
  2. El movimiento teológico de la maternidad espiritual hacia la co-redención. Presenta una investigación de la cuestión en la liturgia, los papas y los padres de la Iglesia; responde a las dificultades clásicas de la corredención, y explica su relación teológica con la maternidad espiritual.

Ese mismo año publicó un manual sobre Mariología, “Títulos y Grandezas de María”, explicando todos los misterios y prerrogativas de Nuestra Señora . Su principio teológico en el manual fue María como la Madre del Christus Total (Cabeza y Cuerpo), dividiendo su trabajo en tres puntos:

1. Cómo se preparó para esta maternidad desde el principio.
2. Cómo ella, de hecho, actúa como Madre de Jesús y Madre de la Iglesia.
3. Cómo es su glorificación: la gloria de la Madre.

Para nosotros, el punto interesante es el desarrollo de María como Madre de la Iglesia. Ahí es donde el P. Narciso profundiza en mediación y la co-redención. El título de mediadora implica tres funciones, una de ellas la de Co-redentora: María realmente coopera en nuestra salvación. Saca muchas conclusiones en este tema, distinguiendo entre las que considera ciertas y las que ve dudosas. Legitima el título de Co-redentora de diferentes maneras: principalmente como una segunda Eva y como pareja de Cristo. Considera que hay un mérito real en María, analógicamente, en su colaboración salvífica. La segunda función de la mediación es abogar por toda la humanidad y la tercera es dispensar todas las gracias. Estas dos funciones también se desarrollan en detalle.

Después de completar estos trabajos, el P. Narciso trabajó arduamente durante 30 años como presidente de la Sociedad Mariológica Española y director de su revista, además de ser un gran divulgador de la co-redención mariana asistiendo a Congresos Marianos Internacionales en todo el mundo. En 1951 fundó otra revista mariana, Ephemerides Mariologicae, y algunos años más tarde fue llamado a participar en el Concilio Vaticano II como consultor de los obispos españoles. Cuando se aprobó el documento sobre María y la Iglesia, Lumen Gentium, en noviembre de 1964, se desanimó, aunque pronto pudo leer el texto de una manera muy positiva. Una nueva perspectiva mariológica y orientaciones innovadoras nacieron a la luz del capítulo 8 de Lumen Gentium. El P.Narciso fue el teólogo español que más a menudo publicó artículos y estudios sobre este tema, destacando siempre los aspectos de la mediación mariana.

[PULSA AQUÍ PARA DESCARGAR La Virgen de nuestra fe. Comentario del texto mariano conciliar (Coculsa, Madrid 1967)]

[PULSA AQUÍ PARA DESCARGAR “Cooperación de María a la Redención a manera de sacrificio”: EM 2 (1943) 195-247]

3) Enrique Llamas (1926-2017)
Enrique LlamasEl P. Llamas, sacerdote carmelita, fue un gran especialista en la mariología española de los siglos XVI y XVII, y el presidente de la Sociedad Mariológica Española después del P. Narciso durante casi 20 años. Su obra mariológica principal se publicó en 1964, y su contenido está claro en su título: Cristo y María, único principio de salvación.
Desafortunadamente, este estudio apareció unas semanas antes de la constitución dogmática Lumen Gentium y, obviamente, no pudo citar este documento esencial, convirtiéndose su libro en un texto "antiguo" justo después de su nacimiento. Encontramos en él varias ideas sobre la mediación tomadas de su profesor y director de tesis, el P.Cuervo, que publicó una interesante obra tres años después, titulada Maternidad divina y corredención mariana. También interesante es su artículo “La cooperación de María en el misterio de nuestra salud debe ser concebida analógicamente a la acción de Jesucristo”: EM 2 (1943) 111-151 [PINCHA AQUÍ PARA DESCARGARLA].
Volviendo al P.Llamas, él consideraba que la pregunta principal sobre la mariología era determinar con precisión el papel y la posición de María en el plan de salvación de Dios, es decir, la corredención mariana: “[dicho en 1964] Es el problema mariológico de nuestros días y la clave para la solución recta y adecuada de otras muchas verdades”. Estudia la formulación “Cristo y María, único principio de salvación” desde todos los puntos de vista posibles: su historia, significado, importancia, comparación con otras formulaciones y argumentos teológicos para su utilización, etc. Defiende que Nuestra Señora realmente pagó por los seres humanos el precio de su redención, y que ofreció a Dios el mismo sacrificio que su divino Hijo ofreció . La conclusión de su estudio es clara: puede llamarse a María Co-redentora con derecho y verdad, y puede definirse como un dogma. Por supuesto, no hay dos principios de salvación sino uno, porque la cooperación de María está subordinada a la salvación de su Hijo.
Como mencioné antes, después de este trabajo vino la promulgación de la Lumen Gentium. Entonces el P.Llamas comenzó a escribir artículos sobre nuestro tema desde diferentes perspectivas, también explicando el texto del Concilio. Evitando posiciones extremas, apoyaba la opinión de que la cooperación de María en la redención era la base de la mariología del Concilio. Por lo tanto, creía que también debería estar en el corazón de nuestras mariologías modernas, integrando el papel dinámico y activo de María en la redención, que puede llamarse en sentido correcto co-redención. María colabora con su Hijo, de acuerdo con la perspectiva del Concilio que pone en el centro la historia de la salvación, a lo largo de toda su vida, y con acciones salvíficas concretas en diferentes momentos.
El P.Llamas también comentó el gran texto de San Juan Pablo II Redemptoris Mater, subrayando nuevamente la perspectiva de la mediación de María . Algunos años más tarde, en 1998, publicó otro artículo que mostraba la conexión salvífica entre su maternidad divina y su colaboración en la redención de la humanidad. Con su "hágase en mí", María colabora activa y eficazmente con la redención objetiva (el acto de la redención en sí misma).

Podemos concluir la presentación de estos tres teólogos españoles diciendo que todos están de acuerdo con esta afirmación: María colaboró con la Redención, con el hecho de nuestra salvación en el Misterio Pascual de la muerte y resurrección de nuestro Señor. Todos ellos aceptan y usan Corredentora como un título correcto para Nuestra Señora.
Podríamos mencionar a otros muchos mariólogos españoles con la misma postura teológica, como por ejemplo el P. Joaquín Arellano Ferrer (1931-2017), quien publicó un libro titulado “La mediación materna de la Inmaculada. Esperanza ecuménica para la Iglesia. Hacia el quinto dogma mariano. Argumentos teológicos”. Sin embargo, los tres que hemos visto son probablemente los más importantes.

2. Votos y consagraciones en España por la proclamación dogmática
Para crear un contexto adecuado de cara a entender el valor de los votos en España, comencemos con el ejemplo del Dogma de la Inmaculada, debatido durante siglos y proclamado en 1854.
Casi cuatro siglos antes, en 1466, la pequeña ciudad de Villalpando y su diócesis entera, Zamora, hicieron un voto solemne por defender el misterio de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora. Fue el primer voto para su defensa en todo el mundo. La universidad de Valencia en 1530, Granada y Alcalá en 1617 y Barcelona, Salamanca y Valladolid en 1618 proclamaron su patrocinio: todos los profesores estaban obligados a hacer un voto y a jurar que enseñarían y defenderían esta doctrina antes de incorporarse a estas universidades. En 1779, el rey Carlos III extendió este juramento a todas las universidades de su reino (España y América Latina) .
Aunque hoy no se hagan votos y juramentos a favor de María Corredentora en nuestras universidades, sí podemos encontrar en España otros votos de co-redención tan interesantes como estos. Presentaré tres ejemplos: una monja, un santo y una ciudad.

1) La monja: una clarisa de Cantalapiedra
Acta de la Toma de Habito de Sor Maria Gracia de Nuestra Medianera UniversalMaría Ángela Sanz Tena era una joven de diecisiete años cuando ingresó al Convento del Sagrado Corazón de Jesús, en Cantalapiedra (Salamanca), de las Hermanas Pobres de Santa Clara. Un año después, el 25 de marzo de 1949, tomó el nombre de "María Gracia de nuestra Mediadora Universal", ofreciendo toda su vida oculta en este Monasterio para la proclamación de este dogma. La conocí varias veces antes de que muriera en 2017 (23 de junio). Todas sus hermanas recuerdan hoy en día lo orgullosa que estaba de su nombre y su absoluta confianza en que antes o después llegaría la proclamación dogmática de esta verdad. Podemos ver el "acta" de su toma de hábito, cuando obtuvo su nuevo nombre.

2) El Santo: Pedro Poveda
Pedro PovedaSan Pedro Poveda Castroverde (1874-1936), sacerdote diocesano, fundador de la Institución Teresiana y mártir en la persecución religiosa durante la guerra civil en España (1936-1939) fue canonizado por San Juan Pablo II en Madrid en 2003. El 2 de febrero, 1926, escribió este voto: 

El día 2 de febrero de 1926, después de hechos los votos de defender con mi vida los misterios de la Asunción en cuerpo y alma, y de la Mediación universal, pido a la Santísima Virgen la gracia de ser mártir por estos dogmas.

Desde esa fecha, una vez al año, cada 25 de marzo, las teresianas, las hijas de San Pedro Poveda, con sus alumnas, iban a la capilla para renovar cada una su voto. Una por una, en fila frente al sacerdote, recibían los juramentos, y con su mano en los Evangelios, rodillas en el suelo, repetían con emoción: «Juro defender con mi vida los Misterios de la Asunción de Nuestra Señora en cuerpo y alma a los cielos, y el de su Mediación en la dispensación de todas las gracias». Con frecuencia, el sacerdote frente a ellos era un obispo o incluso un cardenal .
Aquí tenemos una foto del texto utilizado en España en ese momento y firmado por San Pedro Poveda con su voto, que se renovaba cada año y que empleaba el término "co-redentora":

Pedro Poveda Juramento
Diez años después de su primer juramento, Nuestra Señora aceptó el voto de San Pedro Poveda y murió como mártir al comienzo de la persecución religiosa (28 de julio de 1936). Catorce años después de su martirio, en 1950, se proclamó el primer dogma. El segundo, como todos sabemos, aún no ha sido proclamado. Quizás Nuestra Señora necesite que alguien más se ofrezca como mártir por su proclamación. ¿Os gustaría hacerlo? En el tercer ejemplo veremos muchas personas que están dispuestas a ello.


3) Una ciudad: Sevilla
catedral de sevillaSevilla es una ciudad conocida por su devoción a la Virgen y por la gran cantidad de Cofradías y Hermandades que están bajo su patrocinio. La mayoría de ellas hacen votos y juramentos defendiendo la mediación universal de María, tal como leemos en sus reglamentos. Es así tanto en las Hermandades creadas antes del Concilio Vaticano II, como en las creadas después. Todas ellas han sido aprobadas por el obispo local.
El primer voto de este tipo se introdujo en 1924 (14-XII-1924), promovido por Pedro Ayala, S.I., en la Congregación de la Inmaculada y la de San Luis Gonzaga. Poco después muchas otras congregaciones, incluso el cabildo de la catedral y el ayuntamiento de Sevilla, se unieron a estos votos y formularon la petición al Santo Padre solicitando la proclamación dogmática de la mediación universal. Cada año (15 de agosto), el cabildo de la catedral sigue hoy en día renovando su fe en la mediación universal de María, y su voto de extender y defender esta verdad.
Es imposible repetir aquí los nombres de todos los grupos religiosos que han hecho estos votos y juramentos. Basta con decir que, solo en Sevilla, había 170.000 laicos, según el estudio realizado en 1996 [PINCHA AQUÍ PARA DESCARGARLO]. La formulación del voto es diferente en cada congregación, pero solo en pequeños detalles. Por ejemplo, en la Cofradía de Nuestra Señora del Patrocinio, el sacerdote preguntaba:

"¿Juráis defender como si fuera Dogma de Fe, hasta derramar la sangre si fuera preciso, la creencia de que la Santísima Virgen es Patrocinadora y Mediadora universal de todas las gracias?" Y todos contestaban enfáticamente: "Sí, lo juro".

Asombra en esta breve formulación y en casi todas las demás, la decisión de derramar su propia sangre.
En otro voto leemos:

“Esta verdad […] la confesaremos y defenderemos con todas nuestras fuerzas, hasta el último aliento de nuestra vida, y derramando si preciso fuera, toda la sangre de nuestras venas, y así solemnemente lo PROMETEMOS, VOTAMOS Y JURAMOS".

También cabe destacar que en muchos de estos votos y juramentos encontramos los términos "co-redentora" y "co-redención", unidos a la maternidad espiritual y la mediación universal de Nuestra Señora.
A día de hoy hay 8 millones de personas que han pedido al Santo Padre que proclame el 5º Dogma Mariano. ¿Qué podría pasar si esos 8 millones de personas hiciesen voto con juramento de ofrecerse al martirio por su proclamación? Estoy seguro de que no solo se proclamaría el Dogma, sino también un increíble ejército de mártires.


3. El Foro Mariano Diocesano (Getafe)
Debido al centenario de Fátima, en nuestra diócesis de Getafe, hemos comenzado a pensar en la posibilidad de pedir la proclamación de Nuestra Señora como Madre Espiritual de todos los seres humanos, Co-redentora, Mediadora y Abogada. Como no todo el presbiterio estaba de acuerdo con el concepto de “corredención” ni con la oportunidad y la viabilidad de la proclamación del dogma, se decidió crear un foro como medio para dialogar y estudiar juntos, con nuestro obispo auxiliar, José Rico Pavés, doctor en teología y patrística, a la cabeza.
Hemos buscado una gran cantidad de bibliografía, artículos, libros sobre mariología y mediación, co-redención, etc. Hemos montado una web, www.foromariano.es, donde hemos subido todo el material y lo seguimos actualizando cada día. Hay una sección sobre “co-redención”, donde se explico brevemente su significado. Aquí también podemos encontrar las carpetas de bibliografía con toda la información que ya he mencionado y mucho más. Hay alrededor de 200 artículos en diferentes idiomas, principalmente en español, y muchos libros muy interesantes.
En la línea superior de la web tenemos la pestaña “Inicio” con todos los detalles sobre el foro (origen, finalidad, organización, miembros, actividades, material, etc.) y también un blog con diferentes comentarios y reflexiones sobre el tema, así como un foro de debate. Sólo las personas registradas en la web pueden escribir comentarios. A la hora de registrarse hay un punto muy interesante, porque damos a cada uno la oportunidad de manifestar su propia posición mariana, haciendo algunas preguntas y permitiendo un comentario personal al final. A continuación están las preguntas que se formulan y el porcentaje de los que responden "Sí" [sobre un total de 310 participantes que han respondido]:

  • ¿Crees que María es la Madre de la humanidad y de una manera especial de los cristianos? 99%
  • ¿Crees que es Co-redentora? 92%
  • ¿Crees que es Mediadora? 98%
  • ¿Crees que ella es Abogada? 97%
  • ¿Crees que el Santo Padre debería proclamarlo como un dogma? 77%
  • ¿Te gustaría pedírselo? 77%
  • ¿Te gustaría pedírselo a Dios con una oración oficial de la diócesis? 87%
  • ¿Te gustaría hacer un voto personal de defender la proclamación del dogma, con el derramamiento de tu sangre si fuera preciso? 60%

Actualmente hay 366 personas registradas, la mayoría de ellas de España, pero también de América, Australia y muchos otros países. Por supuesto, todos ustedes están invitados a suscribirse.


¿Qué beneficios podrían obtenerse de la proclamación dogmática?
Santa Teresa de Calcuta afirmó que cuando el Papa proclamara ese dogma, se recibirían grandes bendiciones en la Iglesia. Suponiendo que esto es así, lo que nos preguntamos es: ¿por qué proclamar este dogma mariano produciría ese efecto profetizado por Santa Teresa de Calcuta? ¿Es apropiado que Dios actúe así? ¿Está de acuerdo con la pedagogía divina? ¿Qué encontramos en la Biblia y en la historia de la salvación?
La pedagogía de que Dios elija a uno y pida a los demás que le bendigan está presente en toda la historia de la salvación: Dios elige a Isaac en vez de a Ismael, a Jacob sobre Esaú, a José sobre sus hermanos, a Israel en lugar de todos los demás pueblos, a la tribu de Leví y la casa de Aarón sobre todo el resto, a David sobre Saúl, etc. Por lo tanto, no estamos tratando con una característica menor de la historia del plan de salvación.
Bendecir a María con un quinto dogma que reconozca y proclame las grandes cosas que Dios ha hecho en ella, sería una acción totalmente de acuerdo con la pedagogía divina empleada en su plan de salvación. La lluvia de gracias anunciada por Santa Teresa de Calcuta para cuando se proclama este dogma puede entenderse así a la luz de la pedagogía divina.
La proclamación hecha por el Papa en nombre de toda la Iglesia de la verdad de María como colaboradora esencial en la obra salvífica de su Hijo, una proclamación que declarase esto como una verdad de la fe, una verdad que obligase a todos los católicos, traería mucha bendición de Dios sobre toda la Iglesia. Esto sería adaptarse a la pedagogía divina que Él mismo nos ha enseñado y exigido a nosotros. Proclamar este dogma sería hacer que todos los católicos bendijesen a María como Madre Espiritual, Corredentora, Mediadora y Defensor. Se abrirían así sus corazones a la bendición de Dios, que extendería así a todos los hombres la misma bendición que otorgó a María, pues ella es imagen de la Iglesia.

  • Si la Iglesia proclama dogmáticamente a María como Madre espiritual de la humanidad, recibirá más plenamente la gracia de su maternidad, y la Iglesia misma será capacitada con más gracia para ser Madre espiritual de los cristianos y los hombres.
  • Si la Iglesia proclama a María Co-redentora, según la lógica divina, los cristianos vivirán más profundamente la redención de Cristo y se convertirán en co-redentores en María, colaborando más eficazmente con Dios en la redención y salvación del mundo.
  • Si la Iglesia proclama a Mary Mediadora, se abrirá aún más a la mediación de Nuestra Señora, y será una mejor mediadora de la gracia de Dios para el mundo.
  •  Si la Iglesia proclama a María Abogada, recibirá una intercesión aún más poderosa de Nuestra Señora, y podrá interceder por el mundo de una manera más perfecta.

De ahí la idoneidad actual de proclamar dicho dogma, para que toda la gracia que Dios ha destinado a la humanidad pueda ser otorgada. Sería una pena, y una gran responsabilidad, si priváramos a la Iglesia de tal bendición, simplemente por no bendecir a María con esta proclamación.

Visto 505 veces Modificado por última vez en Lunes, 31 Diciembre 2018 22:17

No tienes permisos para publicar comentarios. Debes tener un usuario privado para publicar. Para acceder al Foro con tu usuario y contraseña, pulsa aquí. Si aún no tienes usuario, crealo pulsando aquí