Imprimir esta página
Jueves, 04 Enero 2018 12:45

3. Conveniencia ecuménica

Escrito por AGG
Valora este artículo
(3 votos)

En el s.IV convino fijar la fe sobre la divina naturaleza de Jesucristo con el término homoousios, a pesar de que esto produjo cismas con los arrianos y separaciones profundas en la Iglesia. En el s.XXI, cuando los cristianos estamos divididos en católicos, ortodoxos y protestantes, consideramos que conviene fijar la colaboración única de María a la obra salvífica de su Hijo con el término "corredentora".

Conveniencia Ecumenica

Si un término aplicado al Hijo eterno del Padre separó a los cristianos del siglo IV, un término sobre su madre nos llevará a la unidad en el siglo XXI, aunque humanamente pueda pensarse que nos separará más.

Cuando nuestra alma, el alma de la Iglesia, a través de una definición dogmática, proclame la grandeza del Señor que ha hecho obras grandes en su humilde esclava María (cf. Lc 1,46ss), será posible que ella lleve a cabo la unidad de sus hijos. Si en una familia los hermanos se distancian entre sí, el mejor camino para su reconciliación es la labor amorosa y reconciliadora de la propia madre. La unidad de los cristianos no será fruto de los esfuerzos humanos (que no obstante nunca deben faltar), sino que será un don del cielo a través de María (aparente obstáculo del ecumenismo): ella, como madre, es la única capaz de reunir a sus hijos separados en una sola familia.

Visto 1160 veces Modificado por última vez en Lunes, 30 Abril 2018 17:20